Rellenos faciales

El objetivo de estos ”rellenos” o micro infiltraciones cutáneas con aguja finísima de gel fluido a poca profundidad, no es sólo rellenar o quitar arrugas.

Se usan para hidratar, tensar y mejorar la calidad de piel, factores que dan la belleza a un rostro. La técnica de relleno mediante ácido hialurónico es una técnica aconsejada para aquellas personas que desean mejorar el grosor y la proyección de los labios, mejorar el perfil del labio, elevar las comisuras excesivamente caídas, corregir las arrugas en la zona superior del labio, corregir las arrugas del entrecejo o de la frente, sin modificar la expresión, mejorando el estado y la calidad de la piel en general. Es una técnica no quirúrgica basada en la recuperación de los componentes que la piel pierde con los años. Mediante la infiltración de sustancias de relleno como el ácido hialurónico, podemos disimular el envejecimiento cutáneo y de labios consiguiendo, de una manera sencilla, un aspecto de belleza en la piel, gracias a la corrección de pequeños defectos. Los materiales utilizados son totalmente compatibles con el organismo, química y físicamente estables (no se alteran con el paso del tiempo) e imperceptibles al tacto, características que permiten conseguir un resultado natural, permanente y sin riesgos.