Lifting Facial

 

La piel y los músculos de la cara empiezan a perder fuerza, tono y elasticidad con el paso de los años. Con el lifting facial o estiramiento podemos recuperar la forma perdida.

El lifting facial busca siempre la naturalidad, el rejuvenecimiento o belleza en una cara. No consiste solo en estirar las arrugas.

Consiste en devolver la forma, recuperar el contorno del ovalo facial, recolocar y recuperar los volúmenes que se pierden con la edad, de forma que tengamos una cara con los rasgos definidos pero totalmente natural.

Mediante el lifting se reposiciona la piel, la musculatura descolgada y la grasa.En algunos casos el lifting facial se combina con técnicas de lipofilling o autotransplantes de la propia grasa para recuperar volúmenes.

El paciente suele requerir vendaje las primeras 24 a 48 horas.Durante la semana después de la intervención es aconsejable el reposo en casa, ya que la cara estará inflamada y con un aspecto muy llamativo.Inmediatamente después de realizar el lifting facial, el paciente nota una sensación de acorchamiento en la cara que puede durar 2 o 3 semanas. Esta sensación desaparece progresivamente. Las cicatrices pueden tardar unos meses en hacerse imperceptibles. Durante ese tiempo se aconseja disimularlas con maquillaje.